Malanga: Taro, ocumo chino, origen, cultivo, beneficios, características

La malanga es un tubérculo, muy consumido en casi todo los continentes, por poseer varias vitaminas y beneficios para nuestro organismo; de los cuales más adelante se describirá detalladamente, su valor nutricional, las propiedades, características entre otros; para identificar las diferentes maneras cómo comer las variedades de malanga o taro.

Origen de la malanga

La malanga su nombre científico es Colocasia esculenta, es también conocida frecuentemente como taro u ocumo chino, es una especie perteneciente a la familia de las aráceas. Este tubérculo es de origen asiático de la Polinesia; sin embargo, su cultivo se ha desarrollado en otras áreas tropicales tales como en África, Oceanía y América. En la zona del Caribe o las Antillas y Centroamérica, formando parte de su cocina.

Características de la malanga, taro u ocumo chino

El tubérculo de la malanga  que se esconde bajo la tierra de estas plantas de hojas grandes, tiene una carne blanca o amarilla, un alto contenido en almidón. La cosecha tiene un tiempo pautado de 10 a 12 meses desde la siembra hasta la recolección de sus frutos finales que tienen que ser extraídos de la tierra cuidadosamente.

La planta es herbácea, perennifolia, el tubérculo subgloboso, estolonífero, subterráneo, tiene un tamaño de 6 cm de diámetro aproximadamente. La malanga o taro, es un tubérculo comestible de las regiones tropicales; es muy popular en la cocina del Caribe.

La pulpa o la carne de la malanga u ocumo chino

Suele ser de color blanco, marrón o crema, con la textura fibrosa, algunas veces peluda, algunas variedades tienen manchas púrpuras; se suele cocinar y consumir de la misma forma que las patatas, la malanga tiene un sabor más desigual, anuezado, equivalente al de las castañas de agua.( ver artículo: La patata o papa )

La raíz o tubérculo de malanga o taro

Por lo general es de tamaño de un nabo, con forma oblonga. Contiene oxalato de calcio, dicha sustancia es tóxica; que irrita la boca y la garganta, la toxicidad se elimina cuando el tubérculo es cocido en agua, no se puede comer crudo siempre se debe cocinar para su consumo.

sancocho” de res con malanga

La planta de malanga

La planta de malanga (Colocasia esculenta), comúnmente es conocida como orejas de elefante; las hojas son grandes y pueden llegar a medir hasta 40 cm de longitud y 20 cm de ancho, por lo general es de color verde oscuro en la parte superior, y de color verde claro en la parte inferior; su forma es similar a las orejas de un elefante. Cada hoja se une a la raíz de la planta mediante un tallo largo y sólido.

Las flores del ocumo chino o malanga

Sus flores son tipo lirio, de color blanco amarillento, sin embargo su presencia no es muy frecuente. El cultivo de la planta depende de las raíces para su propagación, lo que refleja el alto grado de domesticación de la malanga u ocumo.

Flor de malanga

El Cultivo del taro o malanga

El terreno donde se cultiva o siembran las plantas de malanga, tiene que estar cuidadosamente preparado sin piedras u otras plantas que atraigan plagas; se cavara un espacio que alcance como mínimo los 10 centímetros de profundidad , máximo 15 centímetros, con una altura aproximadamente de 20 centímetros, la semilla debe ser cuidadosamente colocada hasta 8 centímetros de profundidad , seis centímetros como mínimo, pretendiendo que al regar la planta esta tenga un nivel de humedad que sea fácilmente distribuible en todo el área donde se encuentra sembrada.

Los peritos agrícolas recomiendan iniciar el cultivo en el mes de marzo y cosechar sus frutos en enero hasta el mes de marzo del año siguiente aproximadamente; la malanga tiene una particularidad que se pueden usar como semilla para una nueva temporada de cultivo, que va desde una raíz, hasta el fruto final del cultivo; no obstante también suele ser usado el tallo de la raíz en algunas ocasiones, lo que permite tener amplias elecciones para los agricultores.( Ver articulo: platano macho )

Cosecha de malanga (Colocasia esculenta)

La recolección puede tardar un periodo comprendido, aproximadamente  entre diez (10) y doce (12) meses dependiendo de las condiciones particulares del terreno, la humedad, los cuidados que se le proporcionen a la plantación de malanga o taro.

Otras observaciones además  de una suficiente cantidad de agua diaria,  la planta  debe estar expuestas varias horas del día al sol, lo más recomendable o magnífico serian 5 horas de exposición al sol; Otros agricultores  prefieren el uso de fertilizantes o pesticidas, asimismo se puede evitar el uso de abono comercial o químicos o cal, esto con el fin de obtener un producto más natural o como es también Orgánico.

Cuando se trata de cultivos en pequeña escala, al iniciar el periodo de crecimiento de la planta es necesario observar el desarrollo para impedir que la maleza crezca a su alrededor y dificulte su buen desenvolvimiento, por lo que los agricultores deben estar vigilando especialmente en la primera etapa de la producción del cultivo.

Recolección del ocumo chino o taro

El momento más adecuado para extraer  los tubérculos de malanga de la tierra, es cuando se ven las hojas de la planta,  se han desarrollo y tienen un color verde, mas fuerte a medida que se acerca el proceso de maduración y la necesidad de que la cosecha se extraiga; ya que las hojas toman un color amarillento, una de las partes de la planta denominada el cormo cambiara su inclinación este lista la cosecha. Estas señales para un agricultor experimentado son fáciles de detectar, pero también para un campesino que calcule el tiempo en el que anualmente debería extraerse la cosecha.

Lo aconsejable  una vez extraída la cosecha en el área que se está trabajando; sea un terreno grande o un pequeño huerto familiar, se proceda de inmediato a replantar las semillas en el mismo lugar de donde se obtuvo la producción anterior.

Los agricultores, algunos usan aspersores modernos para el regado de las plantas; con el fin de maximizar la producción con el mínimo uso de recursos, evitando que se malgaste injustamente el agua que es muy apreciado en las regiones secas o donde la escasez de agua es un problema frecuente, que se puede remedia utilizando la tecnología adecuada.

Plantación de malanga

Cuando la plantación del cultivo de malanga se realiza en lugares secos;  se le recomienda a los agricultores el uso de puntas y sistemas lineales de regado, que son adaptables de acuerdo a la temporada en que uno se encuentre en el año. Esto es característicamente relevante en el verano o cuando se está en la temporada más seca estos sistemas garantizan la humedad suficiente durante el largo periodo que se necesita para obtener posteriormente la cosecha del cultivo.

Malanga (Colocasia esculenta)

La tecnología es una opción  cada vez  con mayor ventaja  para los  agricultores, sobre todo aquellos interesados en bajar los costos en la producción y maximizar las ganancias; sólo se puede lograr con la asesoría adecuada o la debida capacitación de las personas que participan en el proceso de la cosecha. No es comprar o utilizar los instrumentos que ofrece el mercado para este tipo de cultivo: Es saber cómo utilizar adecuadamente para sacar el máximo provecho posible con menor inversión realizada.

Algunos granjeros  riegan las plantaciones de malanga por lo menos una vez por semana aunque esto puede variar de acuerdo a la disponibilidad del agua, a la época del año a la capacidad financiera de quien esté realizando la plantación y producción de este tubérculo.

Tipos de suelo donde se puede cultivar la malanga o taro

Los suelo donde generalmente se cultiva la malanga nunca son igual para trabajar. Unos terrenos tendrán características arenosas otros serán más arcilloso y pesado. La discrepancia se puede notar más fácilmente en el tiempo de cultivo requerido para cada suelo.

En los tipos de suelos arenosos:

Se pueden reducir el tiempo de cultivo significativamente se puede bajar hasta varios meses ahorrando tiempo y dinero.

En los tipos los suelos arcillosos:

la producción no se obtendrá antes de 10 meses, una cifra que puede variar levemente por otros factores; para su cuidado es obligatorio hacer lo que se denomina Labores de cultivo dicho proceso consiste en vigilar por lo menos una vez cada semana y mientras las condiciones lo permitan con un trabajo de arado, en algunos casos incorporar el proceso de fertilización con objeto de mejorar la calidad de los cultivos.

suelo arcilloso

Tipos de fertilizantes para cultivar la malanga

Las producciones masivas a veces se hace necesario el uso de herbicidas entre los más usados se encuentran el glifosato, el Fusilade, el doblete y el Gesapax. Para la fertilización se puede recurrir a materia orgánica como el humus o la composta, asimismo de otros como los llamados Biofertilizantes entre los que se incluyen el Azotobácter o la Fosforina.

Para cuando llaga el día del momento de la de recolección los tubérculos es primordial recordar que al menos 8 días antes puede retirarse el follaje o las hojas que rodean la planta, la extracción puede ser obtenida de forma manual o industrial incluyendo la raíz que tiene diferentes usos, el proceso debe repetirse al menos dos veces para asegurarse de que se ha recolectado la mayor cantidad de cosecha posible.

Las temperaturas ideal para cultivar la malanga los expertos recomienda, las áreas del trópico con clima cálido pero húmedo con 10 grados centígrados como mínimo aproximadamente y 20 grados centígrados como máximo, en un espacio que no supere los mil metros sobre el nivel del mar.

Las semillas o tubérculos se pueden colocar en un mínimo de 7 centímetros y un máximo de hasta 10 centímetros de profundidad, dependiendo de las condiciones del terreno. Las plantas deben estar separadas entre sí alrededor de un metro aproximadamente.

En cuanto al proceso de siembra se pueden utilizar diferentes técnicas y procesos en primera instancia la semilla; se puede sembrar utilizando un cuchillo para cortar la parte de la planta que se empleara, posteriormente lavar intensamente quitando todo el material sobrante o innecesario, una vez los implantes han crecido lo suficientemente se pueden ser divididos para triplicar la producción se debe esperar por lo menos 21 días para poder trasplantar o fraccionar una planta de malanga.

Enfermedades comunes en el cultivo de la malanga o taro

Todas las plantas al igual que la malanga, puede ser afectada por diversas plagas u hongos sino son tratada adecuadamente desde un principio, por lo que el cuidado de los cultivos resulta clave; para tener una excelente producción de buena calidad. Considerando que la cosecha tardar entre 10 meses a 1 año. Con un buen cuido a tiempo se evitarían daños mayores a los sembradíos, ahorro de recursos que son de vital importancia para los agricultores.

Las diversas enfermedades que afectan a las plantas de la malanga, radican en que pueden llegar a causar la descomposición de la misma, machas oscuras, que son muestra de una debilidad en el cultivo,  trayendo problemas en la calidad de cosecha. En los cultivos de malanga viven hongos que son muy habituales en el área del trópico, que afectan sensiblemente este tipo de plantas que pueden causar tumorcillos, bacterias, daños en las hojas de cada planta, al mismo tiempo atraer los parásitos que van destruyendo poco a poco los cultivos.

Cuando aparecen las manchas esto puede ser una muestra de un daño en la planta que paulatinamente  está afectando las hojas y otras partes de la planta; sufran daños que afectan finalmente el tubérculo de este producto.

¿La planta de malanga se enferma?

La planta de la malanga enferma por hongos presenta una serie de características muy resaltantes a simple vista los  daños que manifiestan son tales como: cambios en el color, el tamaño y la forma del producto, trayendo como consecuencias pérdidas a los agricultores y una necesaria revisión de la condiciones del terreno, asimismo pérdida de tiempo valioso para los cultivos.

Cuando el cultivo manifiesta que está en descomposición el tubérculo presenta características detallas como excesiva humedad, cambia de color originario de morado a negro, manchado o con puntos lo que muestra que el sabor y la calidad de lo que se extrae se verán severamente afectadas, que no podrán ser comercializada ni consumido por las personas.

Frecuentemente se trata de putrefacción seca es uno de los casos más comunes en las regiones tropicales donde se realizan las actividades relacionadas con los cultivo; es un gran inconveniente pues llega a extenderse con los trasplantes o las semillas que se usan en otras partes del espacio destinado a su cultivo.

Generalmente esta circunstancia se presenta en espacio donde el drenaje del agua no funciona correctamente o en los que el suelo excesivamente pesado poco fértiles aptos para la siembra, o en muchos casos por usar semillas que se han visto contagiadas previamente. Estas situaciones se presentan cuando el agricultor ignora las condiciones mínimas requeridas para el cultivo de la malanga.

Prevención de enfermedades en el ocumo chino o malanga

Para prevenir todas estas enfermedades en las plantas, se recomienda contar con planes de acción correctivo que incluyen trasplantar in vitro plantas sanas, no hacer cultivos fuera del periodo comprendido entre Febrero y Mayo; sin que esto sea un factor preciso se considera una recomendación para garantizar la mejor calidad del tubérculo; emplear fertilizantes concretos que combaten los hongos y otras plagas comunes, respetar rigurosamente el cronograma de regado y de control de los cultivos; el cual facilita la detección y eliminación a tiempo de enfermedades presentes en las plantas taro u ocumo chino.

Es de suma importancia evitar la plantación o sembrar cultivos en áreas, que ya han sido anteriormente afectadas por las diferentes enfermedades, descritas anteriormente; ya que algunos agricultores emplean el poco espacio de terreno disponible, sin embargo la norma indica que hay que esperar hasta 5 años para poder volver usar el terreno que han sido afectados por este tipo de enfermedad en los cultivos de la malanga.

Beneficios del ocumo o taro para la salud

La malanga es un tubérculo ideal, porque se considera que es nutritivo, con un alto contiene en vitaminas y minerales beneficiosos para una alimentación sana y balanceada; como las que se consumen en los llamados grupos B y C. La malanga aportan ciertos minerales, entre ellos están el potasio, el magnesio, que ayudan a subir las defensas y en las descompensaciones que sufre el cuerpo humano.

Es beneficioso para los problemas estomacales tales como; reducir la posibilidad de estreñirse dando más rapidez al sistema digestivo en general. Para mantener un buen sistema digestivo se recomienda su consumo, acompañado de pescado fresco; igualmente es bueno para las personas que sufre de ardores en el estomago, los cuales puede ayudar a aliviar en determinados casos. Como las del exceso de gases, hinchazón, calambres estomacales, estreñimiento y la diarrea. Igualmente es un alimento excelente para personas que padecen de gastritis y úlcera estomacal.

Se recomienda para las personas que padecen de diabetes tipo II; es muy buena consumirla en las diferentes variedades. Ya que tiene un bajo índice glucémico, ideal para mantener los niveles estables del azúcar.

Muy beneficioso consumirlo para el mejoramiento de la piel

La vitamina E y la vitamina A, abundantes en la malanga o taro,  ayuda a tener una piel más saludable. Ambas vitaminas son fundamentales para nuestro organismo e intervienen en la mejoría de heridas, y recuperación del brillo y tono uniforme de la piel.

Por su aporte de vitamina C fortalece el sistema inmunológico, impulsando la creación de nuevos glóbulos blancos; estas células son las encargadas de defender al cuerpo de los patógenos, las infecciones y los agentes extraños. La vitamina C también procede como un antioxidante previendo el desarrollo de afecciones como la enfermedad cardíaca y el cáncer.

La malanga (colocasia esculenta) es beneficiosa para combatir la anemia. El hierro es esencial para la producción de los glóbulos rojos en el organismo, las células que transportan el oxígeno a través de la sangre. Estos nutrientes, al ser  consumo constantemente disminuye el riesgo de desarrollar anemia, aumenta el flujo de sangre, incrementa la actividad metabólica, ayuda al sistema sanguíneo que funcione óptimamente.

Valor nutricional de la malanga, taro u ocumo chino

La malanga tiene varias propiedades nutricionales, en vitaminas A, C, hierro, carbohidratos, hierro fibras, beneficiosa para mantener el cuerpo saludable e inmune. Por ser fácil su preparación al igual que la patata o papa se recomienda consumirla; Hervida, en puré, horneada, también se puede preparar, en sopas, guisos con diferentes vegetales, o carne de res, aves o pescado.

Valor nutricional de la malanga (100 g)

Hierro: 4%

Grasa: 0.1 g

Calorías: 142

Colesterol 0 mg

Sodio 0,15 mg (1%)

Carbohidratos: 34.6 g (12%)

Azúcar: 0.5 g

Proteína: 0.5 g (1%)

Vitamina A: 2%

Vitamina C: 8%

Calcio: 2%

Fibra dietética 5.1 g (20%)

Ocumo chino o malanga

Variedades de Colocasia esculenta o malanga

La malanga es conocida por diferentes nombres, esta variedad de tubérculo es muy peculiar; porque se parece  en cierto modo a la yuca o mandioca, aunque suele tener un tamaño más pequeño. Existen tres variedades de malanga (Colocasia esculenta) que son consumidas en el mundo por las personas en las diferentes naciones del mundo.

La Malanga blanca Xanthosoma sagittifolium:

Esta variedad es una de las más reconocida en América Central y América del Sur, como su nombre lo indica tiene la pulpa o carne de color blanco o crema. Suele estar cubierta de pelos o raicillas pilosas; es fácil su adaptación a terrenos considerados secos.

Malanga amarilla o taro (Colocasia esculenta):

Es conocida y consumida en África Occidental, en la Polinesia, China, las islas del Océano Índico y de las Antillas, aunque también es ampliamente consumida en América Central y América del Sur. A discrepancia de la variedad blanca tiene su pulpa o carne de tonalidad amarillenta.

Malanga Lila:

Esta variedad se parece a la Yuca, el color de la pulpa es lila, morada, o con pintas moradas. Es más fácil de cultivarla en terrenos que contengan  humedad o mayor cantidad de agua.

Malanga blanca o Xanthosoma sagittifolium

Como se utiliza el taro u ocumo chino en la cocina

La malanga es un tubérculo que nunca debe comerse cruda; ya que puede resultar perjudicial por su contenido en oxalato de calcio, una sustancia tóxica que puede irritar la boca y la garganta. Esta sustancia es descartada una vez que el tubérculo ha sido cocinado.

Sin embargo desde hace mucho tiempo la malanga es utilizada como una parte fundamental de la alimentación de las personas; principalmente en las zonas donde se cultivado como el trópico.

Se utiliza en numerosos platos desde las papillas, fritas, horneada  hasta en sopas, hervido de todo tipo. Para espesar el potaje en salsas para acompañar platos de carne, pescado y aves. Es común que las personas la consuman con mayor frecuencia gracias al reconocimiento de las numerosas propiedades y beneficios de la malanga para mantener una alimentación más saludable.

Por sus nutrientes la malanga se incluye en una serie de platos gastronómicos; como en sancocho o hervido de red, pollo y sopa de pescado,  también se utiliza para hacer alimentos fritos, purés, postres donde se pueden encontrar una gran variedad de alternativas, dependiendo de la gastronomía del país o las necesidades puntualizas de cada persona.

Son muchas las aplicaciones que tiene este producto en la cocina; ya que interviene en diversas preparaciones de muchos platos, en especial de la cocina antillana, o de la cocina asiática donde es uno de los ingredientes que es indispensable en su alimentación.

Chips de malanga (Colocasia esculenta)
chips de malanga condimentados

La malanga también se puede utilizar para hacer chips

Ideales como un aperitivo o como guarnición, pelar la malanga y cortar en rodajitas luego; dejar en remojo las chips cambiando el agua para quitar el almidón. Posteriormente cuando ya estén fritas y doradas igual que las patatas o papas; colocar las hojuelas o chips de malanga en un recipiente para consumirlas con salsas de tomate o con salsa que más le guste.

Receta de buñuelos de malanga o taro

Con el tubérculo de la malanga se pueden preparar múltiples recetas; en esta ocasión se realizara unos exquisitos buñuelos ideales para la merienda de los más pequeños de la casa.

Ingredientes:

7 malanga grandes de  4 g

2 cucharadita de mantequilla

3 huevo

2 taza de harina de trigo con leudante

2 tazas de aceite para freír

½ de cucharadita de sal o al gusto

buñuelos de malanga

Preparación:

  1. Pelar la malanga, luego rállela con un rayo por las parte más fina, luego depositar en una fuente honda, todo el contenido.
  2.  Añadir los huevo batiendo ligeramente con la sal y agregar  poco a poco la harina
  3. Revolver  hasta obtener una  mezcla homogénea.
  4. Con una cucharita tome de ella pequeñas porciones; para formar pequeñas pelotas luego  arrojar en el aceite caliente hasta que se doren bien, por todos los lados.
  5. Servir con miel, jaleas de frutas o un almíbar, chocolate, como más les guste.

Deja un comentario