MELÓN: Diferentes especies, valor nutricional, origen, cultivo

Acompáñanos a saber un poco más acerca de la fruta del verano o melón, sus variedades, beneficios para tu salud y más.

Origen del melón

El melón es originario del oriente (versión mas difundida), algunos dicen que pudo haber sido de China, otros de Persia o India; sobre lo que si hay certeza es que desde hace 5.000 A.C. el melón ya se encontraba en Egipto; aunque el verdadero origen es incierto, pues se debate entre el continente africano y el continente asiático; esta disputa sobre el origen de este fruto se da porque las evidencias de su existencia tienen cercanía cronológica.

¿Cómo se expandió por el mundo?

La primera parada de el melón fué en Europa gracias a los romanos, esta fruta arribó en el puerto de Cartago Nova y de ahí en adelante se regó por toda la Península Ibérica. Murcia – España es uno de los territorios en donde más se da y mejor el melón, específicamente en el Campo de Cartagena; cabe destacar que toda la región de Murcia es la principal productora del mismo. Desde 1970 el melón ha tenido gran relevancia no sólo en la región de Murcia sino en toda Europa, ya que los melones de esta zona son de excelente calidad, esto los hace merecedores de innumerables críticas culinarias no sólo en la cocina también a nivel nutricional (del cual te hablaremos mas adelante).

¿Qué es el melón?

Antes de hablarte de las diferentes especies del melón te vamos a explicar ¿Qué es un melón?. Un Cucumis melo o melón es fruta perteneciente a la familia de Cucurbitáceas; los frutos de esta familia suelen tener una corteza dura que protege a frutos muy jugosos o con gran contenido de agua y de gran tamaño. El melón es familia de la calabaza, el calabacín o zucchini, el pepino, la sandía y el kiwano; las Cucurbitáceas tienen 850 especies.

El melón o Cucumis melo se caracteriza por su forma redonda o alargada (forma menos común), su corteza es dura, su concha o cascara es usualmente rugosa y áspera, por dentro su pulpa puede variar de color de acuerdo a la especie (blanco, amarillo, naranja, o verde claro) estos mismos colores también aplican para la concha, el peso de el melón puede variar, lo mínimo que podría pesar unos 600 gr (apróx.) hasta llegar a unos 3 kg y medio (apróx.) o más.

El Cucumis melo proviene de una planta rastrera llamada melonera, es decir, que sus tallos se encuentran en el suelo; sus hojas tienen forma loboide y redondeadas; en cuanto a sus flores va a depender de la especie, algunas pueden presentar flores unisexuales, y en otras flores hermafroditas.

Cultivo del Cucumis melo

El melón necesita ser sembrado en tierra que no sea ni arcillosa ni salitrosa, al contrario, debe ser un suelo que drene, debe estar mullido (sin grumos de tierra); otro tipo de suelo que puede tolerar el cultivo del melón es el suelo franco o el suelo franco arenoso. El clima favorito del melón es el cálido, la temperatura ideal va desde los 18°C hasta los 25°C; y las estaciones del año en donde se debe sembrar y cultivar el melón son primavera y verano.

Las semillas se deben sembrar con un (1) metro de distancia una de la otra, a una profundidad aproximada de 50 a 60 cm ya que las raíces del melón son largas y fibrosas. Es bueno que el ph de suelo este entre los 6.0 a los 7.5.

Diferentes especies

Así como la uva el melón tiene diferentes especies, variedades o tipos, estos van a variar en cuanto a sabor, color, textura, tamaño, etc. Algunos tipos de melón mas comunes a nivel comercial son:

Melón Tendral

Es originario de España. Su concha o cascara es verde y de textura rugosa, la pulpa es verde y abundante en agua; el Tendral es uno de los melones mas comunes. Tiene dos (2) variedades el melón Tendral Verde Temprano y el melón Tendral Negro Tardío.

  • Melón Tendral Verde Temprano. Esta variedad se caracteriza porque su concha presenta ligeros surcos y su grosor es medio, color es verde; la pulpa se caracteriza por su color amarillo claro o crema; en cuanto a forma el melón Tendral Verde Temprano es elíptico; puede pesar desde unos 1.5kg hasta unos 2kg; su sabor es perfecto para las personas que les encanten las frutas muy dulces.
  • Melón Tendral Negro Tardío. Su concha es de color verde (más intensa que el melón tendral verde temprano), de textura muy rugosa, y dura; la pulpa es de color verde claro y también de sabor muy dulce; su forma se encuentra entre alargado y redondeado; su peso puede ir desde los 2kg a más de 2.5kg. 
melón tendral negro tardio

Melón Cantalupo o Cantaloup

Su origen es americano. El color de su concha puede ser gris verdoso o amarillo verdoso, su textura y forma reticulada o de red y gruesa; su forma es esférica; la pulpa es jugosa, de color salmón o naranja, dulce y muy aromática. El melón Cantaloup es uno de los más cultivados a nivel mundial, y no sólo eso, también es una de las variedades del melón que posee mayor cantidad de betacarotenos los cuales son muy beneficiosos para nuestra salud.

Existen otras variedades de el melón Cantaloup como la francesa y la israelí. La primera es originaria de Cavaillon, y la diferencia que el Cantaloup Charentais o francés es muchísimo mas aromático que el Cantaloup americano; el segundo, el melón Ogen tiene una concha mas lisa, presenta hendiduras, es fina y de color amarillo; su pulpa es de color verde claro; presenta un aroma de mediana intensidad; y su tamaño es pequeño (varia de unos 500 gr. a unos 1.200kg.

Melón Galia

Es originario de Israel. Su concha es de color amarillo cuando esta maduro, y su reticulado es mas fino en comparación con las variedades anteriores; su carne o pulpa es verde muy claro casi tornándose blanco aunque hay algunas variedades que si son de este color, la textura de misma es similar a la mantequilla; la forma del melón Galia es redonda y su tamaño es pequeño; el peso aproximado va desde los 700gr hasta los 1,3kg.; el sabor se caracteriza por ser demasiado dulce. (ver articulo del zapote)

Existen otros tipos de melón (como lo mencionamos mas arriba) pero el Tendral, Cantalupo y el Galia son los mas comerciales. Existen otros tipos como el Cucumis melo var. Sacharinus, Cucumis melo var. Inodorus, Cucumis melo var. Reticulatus, Cucumis melo var. Cantalupensis, entre otros.

¿Cómo se transporta?

En líneas generales el melón se transporta en cajas (de cartón, plástico o madera), estas se apilan usando como base paletas, palets o el proceso de paletización; no es recomendable que se sobrepasen los 20 o 22 kg para que no se sobre calienten los frutos (sí, por si no lo sabias los melones emanan calor), esto evita que lleguen demasiado maduros a su destino.

La forma mas común de vender el melón es a granel y en cajas, pero hay empresas que en el interior de las cajas colocan “bandejas” (asi como las bandejas de las manzanas), y para las variedades mas pequeñas (galia por ejemplo) usan mallas (como las de las mandarinas), dependiendo de las regulaciones de cada país o lugar donde se comercialice el melón puede estar etiquetada o no la fruta.

Valor Nutricional

El melón además de ser rico en agua, contiene minerales y vitaminas muy beneficiosos para nuestra salud, algunos de ellos son vitamina A, vitamina C, hierro, potasio, magnesio, y calcio. Una porción de 100 gramos contiene:

Agua 90,15 g

Energía 52,4

Fibra dietética 0,8 g

Carbohidratos 13,1 g

Calcio 15,8 mg

Hierro 0,4 mg

Vitamina A 3 mcg (microgramos)

Magnesio 11,8 mg

Potasio 320 mg

Vitamina B9 21 mcg (microgramos)

Sodio 16 mg

Vitamina B6 0,072 mg

Fósforo 15mg

Vitamina C 32mg

Cada una de estas vitaminas y minerales proporciona beneficios a nuestro cuerpo como por ejemplo, el melón puede llegar a ser un 80% agua lo cual es muy útil para mantenernos hidratados, su cantidad de azúcar (sacarosa) es moderada, posee vitamina C y betacarotenos los cuales nos sirven como antioxidantes y mientras mas intenso sea el color de la pulpa más betacarotenos tendrá, es muy buena fuente de magnesio y potasio lo cual nos puede ayudar a reponer dichos minerales. El melón increíblemente tiene calcio y es uno de los tantos alimentos que puedes aprovechar para completar tus requerimientos diarios.

Un consejo muy importante es que el melón es mucho mejor consumirlo en trozos, de esta manera estarás aprovechando mejor sus propiedades. Puedes consumirlo en batidos, jugos, u otras preparaciones para que no se aburra tu paladar, pero si realmente deseas aprovechar al máximo su valor nutricional lo mejor será seguir el consejo anterior.

Otra sugerencia es que tengas un poco de precaución si eres una persona que suele ir mucho al baño, pues el melón tiene propiedades laxantes; tampoco se recomienda comerlo y tomar agua en exceso ya que tendrá un efecto excesivamente diurético.

Beneficios para la salud

Esta maravillosa fruta posee múltiples beneficios para nuestra salud, el melón es una de las frutas mas ligeras y ricas en agua. Su contenido de antioxidantes (vitamina A y vitamina C) contribuyen al fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico, por su parte la vitamina C nos ayuda a prevenir resfriados y gripes, a contrarrestar los efectos de los radicales libres, contribuye con la reparación y crecimiento de los tejidos, con respecto a al colágeno ayuda a su formación así como también de los glóbulos rojos, y a mejorar la absorción del hierro.

Por su parte la vitamina A contribuye no sólo para la buena salud de la vista, en especial de la retina, razón por la cual es tan famosa esta vitamina; también es útil para un correcto funcionamiento de órganos como el corazón, los pulmones, los riñones, la piel, dientes, membranas mucosas, tejido blando y tejido esquelético.

La vitamina B9 o ácido fólico es una vitamina perteneciente al Complejo B, ademas de eso la vitamina B9 es hidrosoluble. Aunque su porcentaje sea mas bajo en el melón, la vitamina B9 sirve para prevenir defectos en la columna vertebral y cerebro de los bebés en gestación, estos defectos serian de índole congénito. A las mujeres embarazadas les suele dar mucho calor, por lo que el melón sería un buen aperitivo; a su vez le aporta una buena cantidad de vitaminas y minerales (vitaminas A, B9, C, calcio, y magnesio) útiles para el mejor crecimiento del bebé. El melón puede ser una fruta complementaria a la alimentación de la mujer antes y durante el embarazo.

Melón, la fruta ideal para calmar la sed

El melón es una fruta rica en agua (un 80% de su pulpa), su cantidad de azucares es moderado, y poseen un buen porcentaje de minerales como el sodio, potasio, magnesio y calcio, sí aunque no lo creas contiene calcio y no es bien aprovechado (la gente ni se imagina esto y sólo piensan que el calcio esta en los lácteos).

El fruto de el melón es una excelente fuente de electrólitos (similar al coco), ya que contiene los minerales anteriormente mencionados, sacarosa y demás vitaminas mencionadas mas arriba, además de agua; el melón es una fruta ideal para reponer líquidos, calmar la sed, refrescarnos, y nutrirnos, por algo lo llaman la fruta del verano.

Otros de los beneficios de la fruta del verano es que el potasio nos sirve para generar y transmitir los impulsos nerviosos y a tener un mejor desempeño muscular; en magnesio ayuda a un mejor desempeño de los intestinos, nervios y músculos, y para la formación y mantenimiento de huesos y dientes.

¿Tiene el melón un efecto Laxante y/o Diurético?

Sí, el melón tiene un ligero efecto laxante debido a su contenido de fibra dietética la cual es muy útil para las personas que sufren de estreñimiento; y es diurético debido a su gran porcentaje de agua (un 80% de la fruta) lo cual ayuda a desintoxicar el cuerpo, a mantener saludable el sistema urinario (también ayuda con enfermedades como la gota o reuma), a ayudar consumir mas líquidos a las personas que no les gusta tomar agua (el melón es mas saludable que las gaseosas o refrescos).

Otros de los beneficios del melón es que lo pueden consumir las personas con hipertensión arterial (es bajo en sodio en comparación con otros alimentos, de 10mg a 16mg por 100gr de fruta), anemia, debilidad, insolación, retención de líquidos, afecciones cardíacas, artritis, migraña, y antiinflamatorio. El melón también ayuda a calmar la acidez por el consumo excesivo de carne.

¿La freta del verano tiene contraindicaciones?

No es muy recomendable en personas con diabetes (su consumo debe ser en pocas cantidades al igual que el de la naranja y bajo indicaciones medicas), insuficiencia renal crónica, enteritis, dispepsia, colon irritable, o estar atentos a si “repetimos” el melón, de resto ya serán condiciones muy especificas de cada persona como por ejemplo ser alérgicos o no tolerar algunos de los nutrientes de la fruta como por ejemplo su azúcar natural.

¿Cómo escoger un buen melón?

Un buen melón se caracteriza por ser pesado y pesado compacto, su piel no debe tener ninguna coloración extraña o abolladuras y debe ser gruesa, el aroma debe ser dulce y suave, el color deberá corresponder con la variedad (tanto de la piel como de la pulpa).

Puedes comprarlo maduro o un poco verde si no lo comerás de inmediato. Para su conservación si esta picado a la mitad, deberá ser envuelto en papel film o transparente, esto evitara que agarre el aroma de los demás alimentos que están en la nevera. No es recomendable pase más de tres días en la nevera, pues es una fruta que tiene a descomponerse rápido.

Si quieres saber si esta maduro, debes presionar con tu pulgar en donde estaba el tallo, si cede un poco quiere decir que la fruta esta buena. Otro dato es que si notas que el aroma del melón es excesivamente fuerte y un poco fermentado, quiere decir que la fruta esta empezando a descomponerse.

Melón en nuestra cocina

El melón es una excelente fruta para incorporarla a nuestro menú del verano, debido a sus propiedades nutricionales de las cuales ya te hablamos y su gran cantidad de agua. Lo recomendable es comerlo en trozos y fresco, ya que se aprovecha mejor todas sus propiedades.

Otras maneras de consumir el melón en forma de jugos, sorbetes, aguas frescas, macedonias, tizanas, congelarlo y hacerte un frappé o comerte los pedazos congelados como si fuese un helado, mermeladas (no es lo mas recomendable por su alto contenido de azúcar procesado), brochetas o pinchos, manjares, sopas, cremas, ensaladas, aperitivos, y guarniciones.

En internet conseguirás variedad de recetas que ni te imaginabas, como combinar el melón con jamón serrano, queso feta, limón, vino oporto, entre otros ingredientes, pero te apuesto que no te esperabas este ingrediente… las semillas del melón, sí así como lo lees las semillas la fruta pueden ser secadas y comidas como cualquier otro snack, por eso te dejaremos a continuación la receta:

Pepitas o semillas de melón

Ingredientes:

  • Semillas de melón
  • Sal al gusto
  • Especias al gusto
  • Sartén
  • Colador
  • Plato
  • Toallas de cocina o Servilletas absorbentes

Procedimiento:

  1. Una vez que hayas lavado, y picado tu melón reserva sus semillas.
  2. En el lavaplatos o fregador, lava las semillas del melón usando el colador para que no se vayan por el drenaje. Echa las semillas en el colador y lávalas con agua, quítale los residuos de melón y las venitas, sólo conserva las semillas.
  3. Escurre muy bien y luego coloca las semillas encima de las toallas absorbentes.
  4. Para secar completamente las semillas o pepitas, coloca la toalla en un plato y métela en el microondas por 20 segundos a potencia máxima, luego deja reposar por 1 minuto tus pepitas. Este paso lo vas repetir las veces que sean necesarias, hasta ver y sentir que las pepitas o semillas están secas en su totalidad.
  5. Echa las semillas ya secas en el sartén y tostar a fuego medio; una vez que hayan agarrado color sazona con sal y las especias de tu preferencia. Retira del fuego y sirve las semillas.

Las pepitas o semillas de melón tiene un alto grado de flavonoides, por eso resulta beneficioso el consumirlas.

Deja un comentario